Como elegir :

Una carpa

Un sobre de dormir

Una mochila

Infaltables camping

Organiza tu mochila

Para acampar

 
 

Como elegir un sobre de dormir

Como elegir un sobre de dormir
Si es usted un aventurero decidido a emprender un viaje en contacto directo con la naturaleza, ya sea en auto, a pie o en bicicleta, tome conciencia acerca de la importancia de llevar consigo un buen equipo. Puede hacer toda la diferencia entre volver con un recuerdo agradable o haber sido partícipe de un verdadero sacrificio.

El buen descanso es esencial para recuperar las energías perdidas durante su jornada, pero se vuelve simplemente vital cuando nos vence el frío y el cansancio. Por eso, a la hora de escoger el saco de dormir más adecuado, tenga en cuenta todos estos factores.

¿En qué va a viajar?
• Si sus planes son realizar un viaje "a dedo" y con mochila, entonces el peso de los elementos que va a cargar cobra suma importancia.
• En cambio, si su viaje es en auto, ese factor es menos relevante.

¿Cuándo viaja y hacia dónde se dirige?
• Un sobre de dormir puede ser o no apropiado para una determinada persona según algunos factores fijos y otros variables.
• Un factor fijo es el clima de la zona que va a recorrer. Este debe ser el primer tema a considerar, por supuesto unido siempre a la época del año escogida para el viaje.
• Si va a lugares con condiciones extremas, como puede ser la montaña o el desierto, su sobre de dormir podría incluso llegar a salvarle la vida. Tenga esto presente al momento de escoger.
• Para el altiplano y zonas cordilleranas se recomienda un sobre de dormir resistente al frío, impermeable y con relleno de franela y poliéster.
• Para lugares más templados, basta un polialgodón o nylon (sintético) relleno de poliéster.
• La mayoría de los fabricantes incorpora en los sacos una indicación respecto a la temperatura ambiental ante la cual una persona "promedio", en una situación normal, se sentiría cómoda al usar el modelo en cuestión. Lo más típico es que esa característica fluctúe entre -5º y -10ºC.

DATO
Sin incluir los casos extremos, en Chile, lo normal es que en verano se lleguen a sentir entre -5ºC y 20ºC en un "mochileo" nocturno.
• Por supuesto que esta es sólo una referencia, pues éste es un factor variable, ya que hay personas más friolentas que otras. Determine usted su nivel de tolerancia al frío y escoja de acuerdo a éste los niveles de calidez que espera obtener de su sobre.

TENGA PRESENTE
Los niveles de cansancio y el tipo de alimentación recibida influyen en los niveles de requerimiento de calor de cada organismo.

¿Cuán abrigador?
• El sobre de dormir ideal dependerá de las condiciones físicas de la persona, sumadas a las condiciones ambientales del lugar destino.
• El material aislante usado en su fabricación es determinante respecto a la capacidad de conservación de calor que éste puede llegar a tener. Se usan dos tipos de materiales: naturales y sintéticos.
- Naturales: Entre estos destacan las plumas, especialmente las de ganso, material sumamente aislante en relación con su peso y tamaño. El problema es que si se moja o si absorbe humedad, pierde gran parte de su capacidad de aislación y cuesta mucho secarlo. A cambio, ocupa menos volumen que cualquier material sintético con niveles de aislación equivalentes. Es conveniente mantener este tipo de sobre de dormir siempre bien guardado en bolsa plástica, para que no se moje.
- Sintéticos: Su gran ventaja es que logran conservar su capacidad aislante aún cuando se encuentren húmedos. Si los niveles de humedad ambiental del lugar son más bien altos, esta puede ser una mejor opción.

¿De qué forma y tamaño?
• La forma no es una pura cuestión de apariencia o de gusto. Influye directamente en los niveles de confort que puede llegar a representar un sobre de dormir para una determinada persona. Pero no tiene que ver sólo con comodidad al momento de dormir. También influye en la capacidad de retención de calor y en el tamaño que puede llegar a tomar al doblarlo y compactarlo.
• Se pueden conseguir sobres con diversas formas y tamaños:
- Momia: Su forma nos recuerda los sarcófagos egipcios. Son estrechos, más angostos en la zona de los pies y la cabeza que en la del tórax, de manera que, al cerrarlos, la persona queda totalmente envuelta, de pies a cabeza. Esta forma permite mantener mejor la temperatura interior, reduce el peso y disminuye el "bulto" al doblarlo. Pero, por ser una forma pre-establecida, puede resultar incómoda para algunos. Si usted es friolento, y no tiene problemas en moverse "junto" con su saco y no "dentro" de él, esta puede ser su opción.

- Rectangular: Su forma recta ofrece mayor espacio interior, lo que puede significar una ventaja para algunas personas, pero es más ineficiente en cuanto a conservación del calor, por lo que -en climas fríos- resulta menos adecuado que la forma anterior. Es una buena opción en casos en que el peso y el volumen del bulto no son relevantes (viajes en auto).
- Acoplable: Es un derivado de la forma rectangular y una opción ventajosa para quienes gustan de viajar en pareja. Tienen un sistema de cierre que permite unir dos sacos rectangulares normales para formar uno mayor.
• Los sobres con capucha son aconsejables para conservar mejor el calor en cualquier tipo de clima, pero muy especialmente en los más fríos.
• Los cordones de cierre a la altura del tórax cumplen una función similar, dejando más libre la cabeza y el cuello.
• Algunos sobres incorporan un tratamiento especial impermeabilizante. Son ideales para quienes gustan dormir por la noche a campo abierto.

Elementos complementarios
• Tan importante como un buen sobre de dormir, es también su complemento: el colchón o colchoneta.
• Por otro lado, la ropa que usted usa para dormir es otro aspecto importante de considerar. Se sabe que, aunque son las capas de aire y de abrigo las que permiten conservar los niveles de temperatura dentro de los rangos adecuados durante el sueño, es el cuerpo el que genera y reparte el calor, y para ello requiere una buena circulación de la sangre. Por eso, para conservar mejor la temperatura dentro del sobre, es preferible optar por una combinación de ropa más bien delgada con un sobre muy aislante, que vestir un montón de ropa gruesa dentro un saco poco aislante.